Archivo para marzo, 2009

Lost in World of Warcraft

Posted in videojuegos with tags on marzo 26, 2009 by PezMutanT

A pesar de mi gusto por los videojuegos en general, siempre he sido bastante ajeno al mundo de los MMORPG (Massive Multiplayer Online Role Playing Game), este género que consiste en recorrer mundos virtuales junto a otros miles (e incluso millones) de usuarios realizando misiones, tomando parte en batallas, recogiendo objetos y armas y, en definitiva, mejorando tu personaje (o char, o avatar) en todos los aspectos posibles.

Y no se trata de que no me atraiga la idea, es más, me parece interesantísima. En realidad, no sé bien por qué nunca me ha dado por probar uno de estos juegos. Quizá la razón más poderosa sea la necesidad de dedicarle un gran número de horas, número que, desde mi relativa ignorancia, está muy por encima del de otros géneros de videojuegos.

Pues bien, recientemente me he ganado el derecho a reunión con dos personas fervientemente sumidas en el pequeño gran mundo de World of Warcraft. Esta experiencia no es nueva para mí, ya antes había entablado pequeñas conversaciones sobre WoW con algunos de sus jugadores; lo que quizá sí sea nuevo esta vez es el ímpetu con el que les veo cada día narrar sus hazañas de la jornada anterior, lo que puede hacer la mañana un poco más divertida.

Un curioso fenómeno que se produce durante estas conversaciones es la castellanización de ciertos términos relativos al juego, como pueden ser ‘raidear‘, ‘bindear‘, ‘farmear‘, ‘castear‘… que encuentran sus correspondientes verbos en el idioma inglés (to raid, to bind, to farm, to cast). La causa y el origen no están del todo claros, pero parece algo generalizado entre los jugadores de WoW.

También durante estas últimas semanas he presenciado diferentes estados de ánimo en los susodichos jugadores. Desde el completo regocijo tras una buena jornada “de arenas”, pasando por fases de intercambio de improperios a causa de una mala metodología de juego, hasta una absoluta depresión seguida de un “voy a dejar el WoW”.

Y es que WoW supone una filosofía de vida y el hábito de terminar todos los días el almuerzo con la frase “esta tarde jugamos, no?” no se adquiere de la noche a la mañana, hay muchas horas invertidas detrás. Claro que, para los no-jugadores, puede resultar un poco (bastante) confuso el hecho de que te hablen tan tranquilamente de espadas legendarias, clanes, GMs, hordas, chinos farmeadores… como si nuestro cerebro pudiera procesar todos estos términos instantáneamente.

Pero bueno, todo es cuestión de cogerle el gustillo a las conversaciones ya que, si dos “WoWeros” se reúnen físicamente, se hace ineludible la charla rutinaria sobre el juego, evitando cualquier impedimento que pudieran poner las personas no interesadas en mantener la misma. Curiosamente, también soy testigo cada mañana de este caso de personas boicoteadoras de charlas sobre WoW, que no resulta sino en algo más de diversión al ver que todos sus esfuerzos son inútiles.

Para terminar me gustaría decir que no tengo la intención de realizar ningún tipo de crítica a los jugadres de WoW mediante este artículo, es más, me gustaría que lo vieran como un testimonio divertido y desenfadado de un no-jugador que para nada descarta adentrarse algún día en el mundo de los MMORPG. Y por último, saludar a estas dos personas a las que me he estado refiriendo desde hace un rato y agradecer a una de ellas el haberme dado la idea para desarrollar el presente escrito.

De ‘freaks’ para ‘freaks’…

Posted in series with tags , on marzo 19, 2009 by PezMutanT

Y que me perdone Meristation por plagiar su slogan, pero es que The Big Bang Theory es una de esas comedias, cuyo humor no está hecho para cualquiera, lo que, a mi juicio, la hace aún mejor.

Digamos que hay que ser un poco “especial” para saborear los chistes de la serie al 100%. En ella se nos narran las vivencias de 4 amigos que poseen un coeficiente intelectual superior al de la mayoría de los mortales, así como una ferviente afición por videojuegos, comics, series, guerras de paintball, todo lo relativo a Star Trek y Star Wars… se nota por dónde voy, verdad? Creo que no hace falta que siga poniendo ejemplos.

Uno pronto se da cuenta de que, a pesar de todos sus puntos en común, las personalidades de estos 4 amigos difieren por completo entre sí, llegándose a sacar el uno al otro de sus casillas frecuentemente.

Pero si entre ellos hay diferencias, la que rompe todos los moldes es la vecina de enfrente que, para entendernos claramente, es una chica “normal” y que, literalmente, no suele entender de lo que hablan los protagonistas. Esta mezcla explosiva dará lugar a un cúmulo de situaciones curiosas y, sobre todo, hilarantes, que repletan cada capítulo entre chistes y referencias a míticas películas de ciencia ficción, juegos online e incluso a leyes de la física.

Personalmente, empecé a ver la serie hace relativamente poco pero ya no puedo dejar de hacerlo y se ha convertido sin duda en una de mis favoritas. Una de mis más solemnes recomendaciones en estos momentos.

Ha-dou-ken!!!

Posted in videojuegos with tags , on marzo 12, 2009 by PezMutanT

Parándonos a pensar, puede poner la piel de gallina el hecho de que puedan existir jugones mayores de edad que nacieron más tarde que el que está considerado por muchos el mejor juego de lucha de todos los tiempos: Street Fighter II. Y es que esta joya data ni más ni menos que del año 1991, cuando fue lanzado por Capcom en máquinas recreativas que se propagaron velozmente por todo el mundo.

Después de numerosas secuelas, versiones, extensiones, o como se quieran llamar, cuya mayoría han pasado con más pena que gloria, llega al mundo de las consolas la que parece ser la única continuación que da la talla en todos los aspectos basándose en un concepto muy sencillo: mantener intacta la esencia de la que fue la estrella de la saga. Y es que la clave de esta nueva entrega es que es un juego de lucha en 2D tan intenso y adictivo como la ya mencionada segunda parte.

Por supuesto, otra de las cosas que hacen grande a Street Fighter IV es la grandiosa adaptación que ha sufrido a los tiempos que corren hoy en día. El juego es rápido y vibrante como pocos; una vez te has hecho con los controles del juego, sudarás y destrozarás tus pulgares haciendo combos brutales. También se incorpora la ayuda de una barra que va aumentando conforme vamos “pillando cera” y sirve para lanzar ataques potentes que pueden dar la vuelta a un combate en un momento dado. Además de esto, hay otra barra para ejecutar un super-combo, la posibilidad de deshacerte de las llaves del contrario, versiones extendidas de los golpes especiales más característicos de cada luchador, el llamado “focus-attack” que dejará tonto a tu rival para poder asestarle un buen combo, el poder absorber ataques enemigos… en fin, que esto ya no es Street Fighter II, es un auténtico juegazo de lucha que ofrece un montón de posibilidades.

En lo que concierne al aspecto gráfico es un juego sobresaliente; el hecho de que el combate se lleve a cabo en 2D no quita para que los escenarios y los luchadores estén modelados en 3D y posean una muy buena calidad (sobre todo los luchadores), con aspecto cel-shading (que tan de moda parece estar últimamente entre los juegos de hoy en día, como por ejemplo en el último Prince of Persia), aunque artísticamente sea ligeramente mejorable con alguna textura que desentona sobre las demás.

Con todas las posibilidades mencionadas anteriormente, no hay duda que el verdadero fuerte de este juego es su jugabilidad, que hará las delicias en general de los entusiastas del género y en particular de los fanáticos de la saga Street Fighter. El manejo clásico de 3 puñetazos y 3 patadas es perfecto y, sumado a todos los combos y golpes especiales, proporciona una amplia variedad de movimientos. Eso sí, que se preparen vuestros pulgares para sufrir, como suele ser habitual en estos juegos, si no se posee un arcade stick en condiciones.

Además, se dispone de un buen Training mode donde se exponen varios retos de dificultad progresiva y que sirven para poder entrenar esos combos infinitos que nunca te salen.

La banda sonora del juego no es algo sobresaliente, simplemente cumple con alguna re-edición de temas clásicos de la saga y también con temas nuevos. Los efectos de sonido pues más de lo mismo: muy correctos; tampoco es de esperar una revolución aquí.

Pero al hablar del juego online, hay que decir que es sencillamente fenomenal. Ni un retardo en los combates, que mantienen su velocidad normal de los modos offline. Un 10 en ese aspecto, aunque quizá algún modo de juego multijugador diferente habría terminado de redondear este apartado.

En definitiva, si te gusta Street Fighter II no puedes dejar de jugar a esta continuación, que respeta fielmente tanto sus luchadores originales renovados como sus movimientos característicos, así como la incorporación de nuevos luchadores, haciendo un total de 25 diferentes.

Gráficos: 9
Jugabilidad: 10
Sonido: 8
Duración: 8
Online: 9

TOTAL: 9

Otros análisis que te pueden interesar: Bioshock, Motorstorm: Pacific Rift, FIFA vs PES, Dead Space, Fifa Ultimate Team, Beta Starcraft II, ¿Project Natal = Eye Toy?.

FIFA 09 vs PES 2009

Posted in videojuegos with tags , on marzo 6, 2009 by PezMutanT

Por más que lo intento, no consigo entender a los fanáticos
de Pro Evolution Soccer (entre los cuales me he considerado desde aquel International Superstar Soccer de Super NES, del que hace ya un tiempecito).

Bien es sabido por todos que Konami lleva algunos años
encasillado en sus trece, ofreciendo a sus consumidores año tras año el mismo producto con un ligerísimo lavado de cara. Aquella ansia que precedía al lanzamiento otoñal de un nuevo PES desapareció en mí hace ya tiempo, pero Konami supo reavivarla el pasado año, prometiendo un PES a la altura de la actual generación de consolas (tras el fiasco absoluto de PES 2008).

Un año después… y creo que no hace falta que diga el resultado. Nos volvemos a encontrar con un motor gráfico que ha sido explotado hasta la saciedad en la anterior generación de consolas con unas animaciones que resultan pobres en los tiempos que corren, una IA y una jugabilidad que no ofrecen apenas novedades (siendo muchas las posibles mejoras, a pesar de lo que digan los incondicionales de la saga), un apartado sonoro de lo más pobre visto en ningún PES (a mí, sinceramente, los cánticos me han recordado al mencionado ISS de Super NES) y, a modo de colofón, el tema de las (menos) licencias oficiales de los equipos.

Todo esto se ve acentuado enormemente por el gran trabajo de
su rival directo, FIFA de EA Sports, quien año tras año, ha ido mejorando hasta conseguir por fin un gran simulador de fútbol, que sabe representar la realidad de un partido real mucho más fielmente que PES, un juego que camina a pasos agigantados hacia el arcade.

FIFA te ofrece la experiencia que más se aproxima a un partido de fútbol, con unas animaciones de una calidad y variedad impresionante, una IA que hace que el concepto que tienen muchos de que en FIFA es fácil meter gol se vaya al garete, una jugabilidad que recrea a la perfección todo tipo de situaciones reales dependiendo de qué jugador controles y sus habilidades, unos comentaristas de lujo (aunque te caigan mal en la vida real)… todo esto sobre un apartado gráfico fabuloso e incomparable al del juego de Konami. Y por no mencionar el juego online, que es prácticamente inmejorable en cuanto a su fluidez y se ríe a la cara de su competidor en este aspecto.

Y es que, una vez pruebas FIFA, volver a jugar a PES se convierte ni más ni menos que en un viaje en el tiempo, con su decente apartado gráfico si estuviésemos hablando de PS2, sus anquilosadas en el pasado 8 únicas direcciones y sus jugadores llevando el balón pegado al pie y realizando giros irreales y ortopédicos entre ellas, comentaristas sosos, fallones y reciclados casi totalmente de ediciones anteriores… ¿Esto es next-gen? No, no lo es.

Lo cierto (y triste) es que estos “PESeros” de los que hablaba, basan inconscientemente su fanatismo por PES en una idea fundamental: la costumbre. Este principio consiste en negar y criticar por instinto todo lo que difiera de su juego, en lugar de valorarlo objetivamente. Como llevan jugando muchos años a PES, al probar FIFA no se percatan de que la adaptación a una jugabilidad completamente nueva conlleva un pequeño periodo de tiempo, descartándolo así directamente tras un partido o dos y dedicándole todo tipo de improperios.

En mi opinión, este año la cosa está clara. Creo que quien elija PES, simplemente no busca un verdadero simulador de fútbol a la altura de la última generación de consolas, sino que busca el mismo juego que lleva años divirtiéndole, con el estancamiento en el pasado que esto conlleva, y son estas personas y sus correspondientes desembolsos al comprar el juego las que mantienen vivo al equipo de programación de Shingo “Seabass” Tatsuka, que lleva años dormido en los laureles.