Archivo para abril, 2010

Brütal Legend… a Tim Schafer se le va la pelota

Posted in videojuegos with tags , on abril 25, 2010 by PezMutanT

Bueno, a ver si es cierto que he cogido carrerilla y sigo escribiendo más a menudo. Esta vez os voy a hablar un rato sobre Brütal Legend, ese juego que se esperaba tanto en otoño de 2009, más que nada, por venir de quien venía. Tim Schafer es conocido por haber participado en aventuras gráficas tan míticas como The Secret of Monkey Island, Full Throttle o Grim Fandango, así que el revuelo estaba justificado.

El título que le he puesto a esta entrada puede llevar a engaño: es cierto, a Tim Schafer se le va la pelota… pero genialmente bien. También se le iba en los juegos mencionados antes y (por eso) acabaron en éxito.

Brütal Legend está ambientado, está basado, respira, es… ¡heavy metal!. A algunos, esto puede echarles para atrás en un primer momento. Mi experiencia personal ha sido la siguiente: no me gustaba especialmente el heavy metal y al final del juego me he sorprendido tarareando o buscando en Youtube canciones de su espectacular banda sonora. Voy a poner un par de ejemplillos (atentos de paso al juego del segundo vídeo) de lo que puedes escuchar mientras conduces tu carro a toda pastilla en el juego.

El juego en sí me ha sorprendido muchísimo, no por bien o por mal, sino porque no me esperaba en absoluto el tipo de juego que termina siendo (ya que en la demo, en mi opinión, no se representa bien el juego final). Aunque parezca que en el juego te vas a limitar a soltar leches con tu hacha y tu guitarra, llegará el momento en el que descubras las batallas.

Es aquí donde se convierte en un juego de estrategia en tiempo real puro y duro, con su recogida de recursos y sus diferentes tipos de unidades, cada una apropiada para unos enemigos y peor para otros. Claro que… la batalla se desarrolla entre tu escenario y el de tus contrincantes (emos lloricas o heavys con mallas rosas, por ejemplo), los recursos son fans, que para recogerlos hay que construir puestos de merchandising y entre los diferentes tipos de unidades se encuentran unos melenudos que no paran de menear la cabeza, los moteros más duros y más macarras o los pipas que transportan “amplis” gigantes. ¡No me digáis que no sentís curiosidad por lo menos! :)

La historia está muy trabajada y, como ya he dicho antes, ambientadísima en el mundo del heavy metal. Incluso pueden encontrarse cameos de la talla de Ozzy Osbourne o Lemmy Kilmister (Motörhead), que le dan un toque especial y carismático al juego.

Al margen del modo historia, existe un modo multijugador (que no he probado) basado en las batallas que he comentado anteriormente, para lo que se puede elegir entre tres “razas” diferentes.

En el tema sonoro, ya he dicho que la banda sonora es brutal, pero el doblaje de Santiago Segura también está bastante bien, aunque no he probado el juego en versión original doblado por Jack Black, así que no puedo (ni debo) comparar.

Bueno, no todo son cosas buenas. Lo que menos me ha gustado del juego, sin duda, es su control bastante caótico durante las batallas. Aunque es algo relativamente esperable en un juego de estrategia de consola en el que hay que manejar unidades. También, las misiones secundarias son muy poco variadas y quizá el modo historia no sea muy largo. Se pretende alargar la vida del juego haciendo recoger un montón (¡pero un montón!) de objetos escondidos, cosa que no haré jamás.

Pero vamos, en conclusión, me ha parecido un juegazo, sobre todo por lo original de su propuesta. Espero que alguien se anime a jugarlo al leerme y que comente sus impresiones por aquí.

Anuncios

El mejor juego que he probado en mucho tiempo

Posted in videojuegos with tags , on abril 18, 2010 by PezMutanT

¡Madre mía! Todavía no puedo dejar de flipar con Batman Arkham Asylum. Mira que lo recomendé en su día y tenía curiosidad por haber leído y oído tanto sobre él, llegando incluso a hablarse de juego del año…

Los que habláis a menudo conmigo quizá estéis un poco hartitos de aguantarme mientras me he ido pasando el juego. La verdad es que es una pena que me haya pillado con tan poco tiempo para jugar y lo haya disfrutado tan esporádicamente. Además es uno de esos (muy pocos) juegos que me gustaría seguir completando después de haber acabado con la historia principal, aunque, por supuesto, no creo que lo haga nunca. Aún sigo con juegos sin desprecintar en mi casa y eso no puede ser :(

Pues bien, afronté este título sin muchas esperanzas pero, al poco tiempo de jugar por primera vez, ya me di cuenta de que no era otro juego de acción del montón. Al intentar matar el primer grupo de enemigos, me limité, como es habitual en este tipo de juegos, a aporrear botones en busca de combos mientras los enemigos se fueran desplomando poco a poco. ¡¡Pero NO!! Batman no es otro God of War (por decir uno). El sistema de combos está pensado para que tengas que tener muy en cuenta cuándo te golpean los enemigos y “hacerles la contra” en el instante oportuno.  En cuanto a esto, me encanta la precisión que hay que tener: si no lo haces en el momento exacto recibirás el golpe enemigo, pero el lapso de tiempo de que dispones está perfectamente medido para no llegar a ser enfermizamente preciso y tener cierto margen que no resulta en otra cosa que… diversión :)

Siguiendo con el combate, no se limita a atacar y contraatacar. Existen distintos tipos de enemigos a los que no afectarán los ataques normales, sino que habrá que usar otro botón para acabar con ellos. Hay que tener en cuenta que todas estas acciones se suceden en décimas de segundo, por lo que hay que estar atento hacia qué tipo de enemigo mira Batman en cada golpe del combo mientras, con el rabillo del ojo, observas a los demás enemigos que te rodean por si hay que contraatacar.

¡Cómo me enrollo! Se ve que tenía ganas de volver a escribir. Será que Batman me ha devuelto la ilusión por escribir sobre videojuegos, jeje.

Bueno, sólo he hablado del combate, pero es que, en realidad, es lo que más gratamente me sorprendió del juego (y, tratándose de un juego mayoritariamente de acción, eso es importante). Pero por supuesto hay mucho más: podría decirse que el juego está dividido implícitamente en fases o niveles independientes. En muchos de ellos hará falta matar sigilosamente a los enemigos, lo que puede llegar a resultar un verdadero reto (por lo menos en nivel difícil).

El juego también cuenta con pequeñas fases de plataformas en las que se muestra una cámara de scroll lateral al más puro estilo Shadow Complex (otra vez, por citar alguno), que aportan una variedad interesante para evitar care en la monotonía de sigilo-acción-sigilo-acción.

El protagonista dispone de unos cuantos gadgets que va adquiriendo a lo largo de la partida y que, generalmente, le van permitiendo alcanzar zonas inaccesibles previamente. Todo esto muy bien ambientado en las películas de Batman, de manera que no faltan batarangs, batgarras, etc.

A pesar de nunca haber sido fan de Batman, tengo que decir que la historia me ha parecido genial. Por supuesto, el ambiente oscuro y tétrico del asilo en el que transcurre, hace mucho en este aspecto. Los efectos de sonido y la banda sonora también son brillantes y, como muy pocas veces, el doblaje al castellano me ha parecido grandioso.

Otra de las cosas que mas me ha fascinado del juego es el sistema de logros. No sólo consiste en recoger objetos desperdigados y escondidos a lo largo del mapa (que también), hay más. Al entrar en muchas de las zonas del asilo, se muestra en pantalla un enigma escrito que habrá que resolver mentalmente para encontrar la recompensa. Vamos, que está mucho más trabajado que simplemente tener que encontrar objetos escondidos.

Y es que podría seguir hablando un rato pero no quiero perder los pocos lectores que me queden, que, después de no haber escrito en mucho tiempo, soltar este ladrillazo no les debe hacer mucha gracia :)

En definitiva: juegazo, juegazo y ¡juegazo! ¡Compradlo! Por cierto, está ya disponible Batman Arkham Asylum Game of the Year Edition con la importante novedad de que es en 3D. No es que yo me lo vaya a comprar, pero por si a alguien le interesa.