Brütal Legend… a Tim Schafer se le va la pelota

Bueno, a ver si es cierto que he cogido carrerilla y sigo escribiendo más a menudo. Esta vez os voy a hablar un rato sobre Brütal Legend, ese juego que se esperaba tanto en otoño de 2009, más que nada, por venir de quien venía. Tim Schafer es conocido por haber participado en aventuras gráficas tan míticas como The Secret of Monkey Island, Full Throttle o Grim Fandango, así que el revuelo estaba justificado.

El título que le he puesto a esta entrada puede llevar a engaño: es cierto, a Tim Schafer se le va la pelota… pero genialmente bien. También se le iba en los juegos mencionados antes y (por eso) acabaron en éxito.

Brütal Legend está ambientado, está basado, respira, es… ¡heavy metal!. A algunos, esto puede echarles para atrás en un primer momento. Mi experiencia personal ha sido la siguiente: no me gustaba especialmente el heavy metal y al final del juego me he sorprendido tarareando o buscando en Youtube canciones de su espectacular banda sonora. Voy a poner un par de ejemplillos (atentos de paso al juego del segundo vídeo) de lo que puedes escuchar mientras conduces tu carro a toda pastilla en el juego.

El juego en sí me ha sorprendido muchísimo, no por bien o por mal, sino porque no me esperaba en absoluto el tipo de juego que termina siendo (ya que en la demo, en mi opinión, no se representa bien el juego final). Aunque parezca que en el juego te vas a limitar a soltar leches con tu hacha y tu guitarra, llegará el momento en el que descubras las batallas.

Es aquí donde se convierte en un juego de estrategia en tiempo real puro y duro, con su recogida de recursos y sus diferentes tipos de unidades, cada una apropiada para unos enemigos y peor para otros. Claro que… la batalla se desarrolla entre tu escenario y el de tus contrincantes (emos lloricas o heavys con mallas rosas, por ejemplo), los recursos son fans, que para recogerlos hay que construir puestos de merchandising y entre los diferentes tipos de unidades se encuentran unos melenudos que no paran de menear la cabeza, los moteros más duros y más macarras o los pipas que transportan “amplis” gigantes. ¡No me digáis que no sentís curiosidad por lo menos! :)

La historia está muy trabajada y, como ya he dicho antes, ambientadísima en el mundo del heavy metal. Incluso pueden encontrarse cameos de la talla de Ozzy Osbourne o Lemmy Kilmister (Motörhead), que le dan un toque especial y carismático al juego.

Al margen del modo historia, existe un modo multijugador (que no he probado) basado en las batallas que he comentado anteriormente, para lo que se puede elegir entre tres “razas” diferentes.

En el tema sonoro, ya he dicho que la banda sonora es brutal, pero el doblaje de Santiago Segura también está bastante bien, aunque no he probado el juego en versión original doblado por Jack Black, así que no puedo (ni debo) comparar.

Bueno, no todo son cosas buenas. Lo que menos me ha gustado del juego, sin duda, es su control bastante caótico durante las batallas. Aunque es algo relativamente esperable en un juego de estrategia de consola en el que hay que manejar unidades. También, las misiones secundarias son muy poco variadas y quizá el modo historia no sea muy largo. Se pretende alargar la vida del juego haciendo recoger un montón (¡pero un montón!) de objetos escondidos, cosa que no haré jamás.

Pero vamos, en conclusión, me ha parecido un juegazo, sobre todo por lo original de su propuesta. Espero que alguien se anime a jugarlo al leerme y que comente sus impresiones por aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: